Saqués, un pueblo lleno de historia.

Emplazado junto al Barranco de Gorgol, en el Valle de Tena, Saqués surgió y creció como un pequeño caserío apostado en la ruta de transhumancia que bajaba desde Francia. 

 Con Tramacastilla, Sandiniés, Escarrilla, Piedrafita y Búbal, conformó hasta 1836 el quiñón de La Partacua, uno de los tres territorios históricos en los que se dividía el valle.

1969

Fue expropiado y abandonado en 1969 debido a la construcción del embalse de Búbal.

1989

El pueblo fue cedido a Cruz Roja en 1989, entidad que desarrolló en Saqués un programa de rehabilitación mediante campos de trabajo juveniles. 

Destaca entre las casas recuperadas la iglesia de San Miguel Arcángel, del siglo XVI y ampliada en el XVIII. Recientemente y tras largos años de lucha, la Confederación Hidrográfica del Ebro ha devuelto sus propiedades a los antiguos inquilinos y herederos, quienes desde entonces encabezan el lento proceso de regeneración del pueblo.

2000

La Asociación de Antiguos Vecinos de Saqués”…

se constituyó en el año 2000. La finca de la Artosa, emplazada en la parte más baja del núcleo urbano, es la única que permanece sumergida bajo las aguas del pantano la mayor parte del año.